Web Analytics

  • «Seguimos invirtiendo en tecnologías de futuro, especialmente la acción climática. Pero estamos observando un retraso en su penetración en el mercado y el ímpetu se ha ralentizado»

Grupo Bosch cerró bien el año, pero fue más duro de lo que se esperaba.

Las ventas del grupo alemán Bosch en Bienes de Consumo descendieron un –7% el año pasado en términos corrientes, aunque solo un –1% una vez aplicados los ajustes por cambio de divisa. El valor de dichas ventas fue de 19.900 millones de euros. «La marcada moderación del consumo tuvo un impacto significativo en nuestros negocios de herramientas eléctricas y electrodomésticos», ha dicho Markus Forschner, miembro del Consejo de Administración y CFO (director financiero) de Bosch, con motivo de la presentación de resultados provisionales del grupo, que acaba de producirse. De esta división forma parte BSH, fabricante de electrodomésticos con importante actividad en España.

El conjunto del grupo Bosch tuvo un año de sensaciones encontradas. Ha cerrado el ejercicio relativamente bien, con un aumento de ventas nominal de +4%, o de +8% a tipo de cambio constante, alcanzando los 96.600 millones de euros. El presidente del Consejo de Administración, Stefan Hartung, ha dicho que «el año 2023 fue más duro de lo esperado», y que, «gracias a un extraordinario esfuerzo, pudimos aumentar nuestras ventas y mejorar nuestros márgenes: avanzamos a pesar del fuerte viento en contra», y «dadas las difíciles condiciones, se trata de un gran logro por parte de nuestros empleados. Los próximos años también nos van a exigir mucho a todos nosotros».

Grupo Bosch
Stefan Hartung, presidente del Consejo de Grupo Bosch.

Según Hartung, en el pasado ejercicio Bosch pudo seguir ampliando sus áreas de crecimiento, avanzar en la transformación de su negocio de movilidad y reforzar la competitividad de todas sus áreas de actividad.

«Seguimos invirtiendo de forma proactiva en tecnologías que marcarán el futuro, especialmente en aquellas relacionadas con la acción climática. Sin embargo, estamos observando un retraso en su penetración en el mercado y el ímpetu del mercado se ha ralentizado. Tenemos que responder a la situación de debilidad de los pedidos y trabajar duro en nuestra competitividad; sólo así podremos financiar nuestro crecimiento futuro».

Dadas estas circunstancias, Bosch prevé que habrá que hacer ajustes en varias áreas, como, por ejemplo, en la división «Mobility». Así, se han iniciado recientemente conversaciones al respecto con los representantes de los trabajadores.

«Los ajustes de personal necesarios deberán realizarse —señala el comunicado de la empresa— de la forma más favorable posible desde el punto de vista social. De acuerdo con el convenio laboral firmado con los representantes de los trabajadores, en verano de 2023, para las sedes de Mobility en Alemania, los despidos están descartados hasta finales de 2027». Hartung añade que «el éxito del cambio sólo puede lograrse mediante la colaboración social. También apostamos por Alemania como emplazamiento industrial y, en particular, como emplazamiento de fabricación». [Esto ha sido recibido por la prensa alemana como un dato de contraste con lo que sea acaba de anunciar respecto de la deslocalización de la fábrica de lavadoras de Miele a Polonia].

Bosch quiere seguir contratando en áreas de negocio prometedoras y reciclar al mayor número posible de empleados para que pasen de áreas en retroceso a otras en crecimiento. Hasta 2030, la compañía planea gastar unos 4.000 millones de euros en formación y recualificación.

Grupo Bosch
Markus Forschner, director financiero Grupo Bosch.

Markus Forschner, director financiero, afirma, a la hora de hacer pronóstico para 2024, que «el viento en contra persiste, razón por la cual retrasamos nuestro calendario para alcanzar nuestro objetivo de margen. Debemos seguir equilibrando un uso eficiente de nuestros recursos de capital y de nuestra rentabilidad para financiar el crecimiento futuro».

Próximamente publicaremos en Market Visión otros contenidos del comunicado de Bosch.

Debemos añadir, no obstante, que en Alemania se ha publicado que Bosch no solo estaría revisando la necesidad de ajustar efectivos en Movilidad (división de componentes para automoción), a pesar de las mencionadas restricciones a cambios debido al convenio vigente, sino que la división de electrodomésticos estaría revisando sus costes de todo tipo, incluidos los de personal, tras confirmar el endurecimiento del mercado por la resaca de la euforia post-coronavirus y por el estancamiento de la construcción, tractora del mercado de electrodomésticos de nueva instalación.

© MARKET VISION


Relacionados

Cron Job Starts