Web Analytics

Fece alerta que la inflación de costes puede comprometer la viabilidad de muchos establecimientos del sector.

Cuando hablamos de inflación en el sector del electrodoméstico solemos pensar en los precios de los aparatos que adquirimos. Pero el comercio también sufre otra inflación: la de sus propios costes y gastos de funcionamiento.

La Federación Española de Comerciantes de Electrodomésticos (Fece), acaba de alertar sobre el impacto que está teniendo, en la cuenta de resultados del comercio, el crecimiento de sus costes. Hasta el punto de que podría poner en peligro la continuidad de muchas tiendas del sector.

Fece ha alertado de «la posible no-viabilidad de muchos de sus comercios ante la avalancha de índices con incidencia negativa. Fece debe proteger a sus asociados y les anima a adoptar medidas encaminadas a proteger y estimular sus márgenes, así como a revisar sus costes estructurales actuales».

El secretario general de la Federación, Alfredo Gosálvez, llama la atención sobre «la desmedida Inflación al 6,1%, la subida del Salario Mínimo Interprofesional, las excesivas cargas administrativas, los costes de la energía, del transporte, de las materias primas, que están ahogando al comercio de proximidad».

Entre otros factores, «la subida de los precios de los alquileres está asfixiando a muchos pequeños y medianos comercios en la actualidad, con subidas de más de un 10% en el último año, y hoy por encima del 6%». Por ello, la Federación solicita que se aplique un tope del 2% a la actualización de las rentas de alquiler de locales comerciales, tal y como se ha realizado en el caso del alquiler de viviendas.

En cuanto al Salario Mínimo Interprofesional, se ha incrementado un 47% en los últimos 4 años y medio. «El Gobierno lo ha elevado hasta 1.080 euros en catorce pagas (1.260 euros al mes o 15.120 al año) y ya supone más del 60% del salario medio en trece de las diecisiete comunidades autónomas. Sólo en Madrid, Cataluña, País Vasco y Navarra, donde los sueldos son de media más elevados, el SMI se sitúa por debajo de ese nivel».

Por su parte, el aumento de precios de la gasolina (hasta casi un 40% en 2022) afecta a los portes. Adicionalmente, en el capítulo de materias primas, el precio del acero se incrementó en un 40% durante el mismo período.

«Debemos parar esta inflación desmedida. Es un hecho que la situación del mercado está degenerando en subidas de precios del sector electrodomésticos, y más para aquellos pequeños comercios que tienen menos músculo financiero, por lo que hay que concienciar a los puntos de venta sobre esta realidad y de la necesidad de revisar sus márgenes y sus costes, pues está en juego su viabilidad», dice Alfredo Gosálvez.

© MARKET VISION


Relacionados

Cron Job Starts