Web Analytics

Y hay otro dato (diferencial) que también pierde fuerza.

El mercado «sell-in» de línea blanca arrancó el año con un descenso del 12,2% en enero, en volumen (unidades), y una caída del 7,55% en valor, según datos comunicados hace un par de semanas por la patronal Applia.

Si comparamos con lo acaecido el año pasado por estas fechas, en enero de 2022 el mercado cayó un 6,9% en volumen y creció un 2,5% en valor, de manera que este último mes de enero la situación ha sido peor que en igual mes del año pasado.

Por otro lado, el mal comportamiento de enero tiene también algo de efecto resaca respecto a dos meses (noviembre y diciembre) en que las ventas de línea blanca al canal fueron positivas.

Naturalmente, el dato de un mes no puede compararse apropiadamente con el resto de cifras que Applia va suministrando a lo largo del año, puesto que la asociación difunde cifras de acumulados hasta la fecha, siendo siempre el fruto de la suma de varios meses, unos mejores y otros peores.

Sí que puede indicarse que, desde mayo del pasado año, los acumulados siempre eran positivos en valor, aunque negativos en unidades. En ese sentido, enero (pero con datos de un solo mes) rompe aquella tendencia, registrando un descenso de un dígito alto también en valor.

Por otra parte, a lo largo de todo 2022 había un diferencial en el entorno de nueve puntos a favor de la evolución en precio sobre la trayectoria en unidades, lo que fue atribuido a efecto de la inflación. En enero ha seguido manteniéndose ese diferencial, pero de solo 4,65 puntos a favor del dato en euros.

© MARKET VISION


Relacionados

Cron Job Starts