Web Analytics

La noticia provocó una brutal caída inmediata de la cotización de la firma de robots aspiradores.

Esto de que una multinacional se interese por ti y te proponga comprarte la empresa tiene sus cosas buenas… y sus riesgos. Si el comprador se arrepiente antes de ejecutar la compra y desiste… o si alguna circunstancia externa impide la operación a pesar de la voluntad de las partes de llevarla a cabo, el efecto de imagen entre inversiones puede ser muy dañino.

Ha pasado año y medio desde que Amazon anunciase un acuerdo para adquirir la firma iRobot, que fue la que creó la categoría de producto del robot-aspirador (con la marca Roomba), después de que otras propuestas como la del Trilobite de Electrolux no superasen la fase del prototipo. Posteriormente han proliferado los robots de limpieza (aspiradores, barredores, fregadores) de distintas marcas, pero Roomba todavía mantiene prestigio y renombre. Amazon pensaba pagar por ella 1.700 millones de dólares.

Pero las autoridades de la competencia se lo han tomado con calma. En Europa, la CE ha visto la compra con malos ojos. La semana pasada, el Wall Street Journal informó que representantes de la Comisión Europea han comunicado informalmente a Amazon que probablemente no darán luz verde a la compra. Se ignora por qué la CE adelantó esta noticia a Amazon, dado que dispone hasta el 14 de febrero para pronunciarse, y se especula con que quiere poner condiciones. Pero en medios próximos a Amazon se advierte que no está dispuesto a aceptarlas, por lo que previsiblemente desistirá de ejecutar la operación. Esa hipótesis provocó una brutal caída de cotización de iRobot en bolsa, de casi un 27% en una sola sesión.

Curiosamente, y contrariamente a lo que sucede con la operación Whirlpool-Arçelik (en que la CE ya ha dado el aprobado, y el Reino Unido todavía se lo piensa), en este caso la autoridad británica de la competencia ya ha autorizado la operación y la CE muestra serias reticencias. La Comisión de Comercio de los EEUU todavía lo tiene en estudio.

¿Y por qué baraja oponerse la CE? Pues porque entiende que Amazon podría restringir el acceso de los competidores de iRobot al Marketplace de Amazon.

Por lo demás, y dada la actual situación en el mercado de robots de limpieza (que se venden en cualquier canal, incluyendo supermercados de alimentación), no parece que el marco de competencia en el conjunto del mercado fuera a verse muy afectado. Pero la CE, obviamente, siempre documenta sus valoraciones.

© MARKET VISION


Relacionados

Cron Job Starts