Web Analytics

Marca: Whirlpool

Un recubrimiento de un material no especificado facilita limpiar la superficie con agua y un paño.

La marca Whirlpool presenta nuevas placas de inducción con tecnología CleanProtect, que asegura que facilita su limpieza. Habitualmente, para mantener un aspecto limpio en las placas, sobre todo después de su uso para freír o en recetas con grasas que pueden manchar la superficie, lo que se hace es aplicar un producto desengrasante. Las nuevas placas evitarán consumir hasta seis botellas de desengrasante por año, y evitarán también la necesidad de emplear detergentes abrasivos en el estropajo, con lo que la apariencia y la duración de las placas en perfectas condiciones de revista será mejor y mayor.

Lo que ha hecho Whirlpool es aplicar sobre la placa un «nanorrecubrimiento» que impide la adherencia, con lo que basta con pulverizar agua sobre la placa y pasar un paño para dejarlo todo bien limpio.

No se han facilitado más detalles sobre la naturaleza del recubrimiento, que en tiempos antiguos probablemente habría sido de teflón (marca comercial del politetrafluoroetileno), pero es improbable que se trate de este material, dado que está siendo retirado progresivamente tras el descubrimiento de los efectos perjudiciales para la salud de los componentes y residuos (el ácido perfluorooctanoico, PFOA) del proceso de producción, e incluso de los «humos» o «vapores» que se desprenden del teflón cuando, durante su uso (por ejemplo en sartenes), se calientan en exceso. Por esa razón, los antiadherentes actuales suelen ser revestimientos «cerámicos». Ahora bien, en este caso no se ha informado de cuál es el material del «nanorrecubrimiento»

Aparte de eso, las placas CleanProtect de Whirlpool llevan tecnología 6º sentido para ajustar la temperatura de cocción.

© MARKET VISION


Relacionados

Cron Job Starts