30 años de un Vivir Inspirado

Zhang Ruimin, CEO de Haier.

La historia es ya conocida, y parte de una anécdota reveladora. El 26 de diciembre de 1984, al comienzo de un período de reforma económica china, Zhang Ruimin se hizo cargo de la deficitaria fábrica de frigoríficos de Qingdao, y de sus 600 trabajadores. Puesto que recibía quejas de clientes informando de productos defectuosos, Zhang colocó en línea los modelos de frigoríficos hallados con taras o defectos, y producidos en la fábrica, y procedió a destruirlos a golpes con la ayuda de un mazo: «El mensaje que deben retener es que no hay calidad A, B, C, o D, sólo existe lo aceptable y lo inaceptable», dijo entonces.

Hoy el grupo Haier emplea a 70.000 personas y tiene presencia en más de un centenar de países en todo el mundo, en los que vende a través de 143.330 distribuidores. Tiene 66 filiales comerciales y 24 plantas de fabricación.

Haier es el fabricante de electrodomésticos líder en China, y cumple ahora 30 años de experiencia, a contar desde aquella historia del mazo con el que destrozó los malos frigoríficos. Ha mostrado un crecimiento constante durante las últimas tres décadas, logrando una facturación récord de 29.500 millones USD en 2013 (frente a los 25,8 mil millones USD en 2012), con una ganancia de 1.76 mil millones USD.

La crónica vital de Haier es el resultado de una estrategia comercial centrada en la maximización de productos, segmentos de mercado y cobertura geográfica y, al mismo tiempo, centrada en asegurar que la compañía ofrece los productos más innovadores que maximizan la eficiencia de costes. Para lograr estos objetivos, Haier ha definido 6 ejes clave:

 

— ampliación de la gama de productos,

— cobertura de todos los segmentos del mercado,

— desarrollo geográfico,

— plataformas industriales,

Innovación I+D y Diseño,

— Capacitación de Recursos Humanos.

 

En Europa Haier tiene el ambicioso programa de convertirse en el principal actor, con el objetivo de situarse entre de los 5 primeros fabricantes europeos de electrodomésticos. «Para el Grupo Haier, la clave de una globalización con éxito es una localización eficaz. A través del desarrollo de Haier Europa, entidad europea del grupo, Haier ha sido capaz de acercarse a sus mercados principales y a los usuarios finales dentro de esos mercados. La compañía está presente en un total de 30 países de Europa, con su sede operacional en París (Francia), y oficinas locales en Francia, Italia, España, Reino Unido, Rusia, Benelux y Polonia».

Según René Aubertin, primer ejecutivo de Haier Europa, la empresa es «más consciente que nunca de la evolución exitosa y continuada que ha llevado Haier para convertirse en una gran marca global. No hemos tenido miedo de reinventarnos con el fin de crecer y expandirnos, y nuestra visión es ser el líder de la industria, ser la primera opción para los usuarios finales, ofreciendo un electrodoméstico para todas y cada una de las necesidades del hogar».

Principalmente conocido por su línea blanca (frigoríficos, lavadoras y lavavajillas), Haier Europa ha diversificado con éxito su presencia en el mercado con la implantación de nuevas líneas de producto, tales como tabletas, smartphones y televisores. En 2012, Haier también puso en marcha la nueva división Home Solutions en Europa: una gama completa de calefacción, refrigeración y sistemas de agua caliente sanitaria.

En Europa Haier se ha centrado en los segmentos de mercado de gama alta y media, y ha situado la innovación en el corazón de su estrategia. Según la empresa, sus importantes inversiones en I+D son uno de los factores clave del éxito: invierte en esta área el 4% de la facturación anual, y emplea a 8.150 personas en programas de innovación en todo el mundo. Tiene un centro de I+D en Nuremberg (Alemania), y una planta de fabricación en Campodoro (Italia).


[Publicado en MARKET VISION Suplemento 214 — diciembre 2014 ].