Sugiere varias elaboraciones de helados caseros y aguas de sabores, sanas y fáciles de hacer.

Un verano más, Teka te acompaña con recetas refrescantes para sobrellevar mejor el calor. En esta ocasión propone recetas de helados caseros y de aguas de sabores.

 

Helados caseros clásicos de fruta.

Ingredientes: 400 g de fruta madura a elegir, 250 ml de nata para montar, unas gotas de zumo de limón, 125 g de azúcar y media cucharada de vainilla.

Se macera la fruta con el limón y el azúcar. Se monta la nata, se añade la fruta y se trituran todos los ingredientes en la batidora. Se deja la mezcla en el frigorífico un par de horas. Pasado ese tiempo se vuelve a pasar por la batidora para romper la cristalización que se haya formado y conseguir una textura cremosa.

 

Helados caseros con leche condensada.

Ingredientes: 500 g de fruta, 200 ml de nata para montar y 150 ml de leche condensada.

Se congela la fruta. Una vez congelada, se monta la nata por un lado, mientras que por otro se pica la fruta junto con la leche condensada. Se mezclan ambas elaboraciones, se congela la mezcla y se bate varias veces hasta conseguir la textura cremosa deseada.

 

Agua de sabores de coco y piña.

Ingredientes: 500 ml de agua fría, cubitos de hielo, 40 g de piña fresca cortada, 40 g de coco fresco cortado, un vaso de agua de coco y anís.

Se llena una jarra de cristal o una botella térmica con agua. Se añaden los trozos de piña y coco, el agua de coco, el anís y el agua. Finalmente se deja que infusiones todo durante 24 horas en el frigorífico. Hay que rellenar con hielo y agua siempre que se necesite para que conserve una temperatura baja.


  
© 2020 - MARKET VISION.

 

Breves Actualidad