La tecnología permite ahora lograr la mejor limpieza en prendas, vajillas y suelos.

Ahora estamos más preocupados que nunca por mantener nuestro hogar limpio, con el fin de proteger la salud de la familia. La marca alemana Miele, especialista en cuidado del hogar, ha observado que existe un exceso de información sobre las mejores prácticas para garantizar la higiene de nuestras viviendas, y no siempre se ofrecen consejos correctos. Así que ha querido compartir una serie de sugerencias con el fin de optimizar nuestras rutinas de limpieza. Lo llama «desmentir mitos».

«Así como cuidamos de nuestros cuerpos con rutinas de limpieza personal, es importante que incorporemos a nuestro día a día las prácticas más efectivas y óptimas para garantizar la mayor limpieza y cuidado en nuestras casas». Estas son las mejores opciones para cuidar de prendas, artículos de uso diario, vajillas y suelos.

 

Lavado y secado de nuestras prendas

Las prendas que usamos están siempre expuestas a entrar en contacto con gérmenes que pueden acumularse si no son lavadas adecuadamente. Higienizar nuestra ropa es sumamente importante. Para ello debemos hacer uso de una temperatura media que varíe entre 30 y 40 grados mínimo, siempre que la etiqueta de la prenda lo permita, garantizando así la eliminación de la mayoría de las bacterias. Es importante graduar bien la temperatura para que las prendas queden correctamente lavadas y a la vez cuidar los tejidos.

Si se trata de sábanas, toallas o prendas en contacto con nuestra piel, podemos hacer uso de temperaturas más elevadas de 60 grados, puesto que facilita una mejor desinfección.

Miele ofrece un extra a través sus lavadoras con «AllergoWash», un plus que opera simultánea con otros programas y que, aun empleando temperaturas no demasiado altas, por ejemplo 40 grados, garantiza la eliminación del 99,99% de las bacterias acumuladas en nuestras prendas. Al mismo tiempo, asegura el cuidado necesario para los distintos tipos de tejidos. También se puede hacer uso del programa «Algodón Antiséptico», que permite higienizar de forma eficiente nuestras prendas de lino y algodón, al mantener elevadas temperaturas en los ciclos de lavado por un mayor tiempo, garantizando así la eliminación de bacterias y gérmenes comunes que residen en nuestras prendas y entran en contacto constante nuestra piel.

 

Cuidado de cubiertos y vajillas.

Al hacer uso del lavavajillas podremos desinfectar nuestros cubiertos, vajillas y accesorios de uso diario de forma óptima y eficiente. Sin necesidad de utilizar alta cantidad de detergente o invertir mucho tiempo, mediante el uso del programa de lavado «Antiséptico 70», propio de los lavavajillas pertenecientes a la Generación 7000 de Miele, se garantiza la mayor desinfección de los utensilios al incluir en el lavado temperaturas que alcanzan los 70 grados. Este programa dirige todos sus esfuerzos a eliminar de forma definitiva la suciedad y los gérmenes allí acumulados.

Miele demuestra que, haciendo un uso óptimo del agua y sin malgastarla, se pueden obtener los mejores resultados en cuanto a la higiene y limpieza de nuestros utensilios. Así, mediante su programa automático permite lograr una limpieza profunda de nuestros accesorios, cubiertos y vajillas, usando tan sólo 6,5 litros de agua.

 

Limpieza de suelos.

La aspiración es una herramienta de alta eficiencia en el momento de limpiar los suelos de nuestro hogar. No sólo combate la suciedad y polvo acumulado, sino que permite reducir y eliminar polen, ácaros y otros alérgenos. Sin distinguir tipo de suelos o alfombras, los aspiradores de Miele ofrecen gran precisión y potencia, permitiendo capturar y retener en sus distintos tipos de filtro la mayor cantidad de polvo y esporas de moho, que quedan herméticamente encerrados dentro de la bolsa recogepolvo.

La bolsa HyClean está diseñada para que su abertura se cierre automáticamente al abrir la tapa del aspirador, con objeto de que el polvo almacenado esté siempre aislado y no pueda salir hacia el exterior una vez aspirado. Por otro lado, está confeccionada con un material sumamente resistente y cuenta con 9 capas que evita que se desgarre, incluso si entra en contacto con objetos afilados como vidrio o cristal.

Miele ofrece cinco tipos de filtros de aire que maximizan la capacidad de estos aparatos de retener las partículas de polvo total en un total del 99,9%, al mismo tiempo que colabora en la reducción significativa de los olores molestos, mediante su filtro Active AirClean.


  
© 2020 - MARKET VISION.

 

Breves Actualidad