Celebrada el pasado sábado, la acción promueve la lucha contra el Cambio Climático.

En circunstancias como las actuales, con todo el mundo recluido en casa para combatir la pandemia del Covid-19, iniciativas como la del apagón de luces durante una hora contra el cambio climático suenan un poco remotas. Salimos todas las noches a aplaudir a los médicos desde el balcón, pero el sábado había que estar atentos a un apagón simbólico. Además, de edificios públicos que sólo veríamos por televisión, salvo los que vivían cerca y pudieron salir al balcón.

Pero, bueno, la lucha contra el calentamiento global sigue siendo importante, así que el sábado 28 de marzo había que apagar luces en la denominada «La Hora del Planeta». Es una iniciativa impulsada por la ONG WWF desde hace ya 13 años. Consiste en que, el 28-M, edificios y lugares de todo el mundo proceden a un apagón simbólico de 20:30 a 21:30h.

Fnac apoya esta acción a favor de la naturaleza, «dando un paso más en su compromiso hacia la sostenibilidad». Por ello difundió un mensaje de compromiso y esperanza a través de sus canales sociales, pidiendo a sus seguidores que se unieran al reto. Esta vez solicitaba que, través de la linterna de su móvil, todos los ciudadanos lanzasen en código Morse la frase «Apaga la luz. Todo irá bien». Afirma que Morse es el lenguaje más universal. Sin embargo, Morse sólo codifica en puntos y rayas las letras de las palabras en cada idioma, así que es de suponer que el mensaje ha sido diferente en cada comunidad lingüística. De todos modos, esta no es una ocurrencia de Fnac, sino lo que WWF proponía como acción a todo el mundo. Y así se menciona en otras noticias de estos días sobre el mismo hecho.

«Con esta acción la organización quiere recordar que la Hora del Planeta sigue más viva que nunca para inspirar unión y colaboración por un bien común».

La cadena de tiendas de cultura y bienes tecnológicos de consumo explica además que, de este modo, sigue «sumándose a la necesidad de proteger lo que más importa, el entorno en el que vivimos. Este compromiso se materializa en las medidas que la compañía ha ido implementando desde hace tiempo, como el impulso de un consumo responsable (abogando por la calidad, la eficiencia, la durabilidad, la reparabilidad y el buen uso de los productos), la utilización de energía sostenible e iluminación de bajo consumo en sus tiendas, la total eliminación de las bolsas de plástico desde hace más de tres años (que han sido sustituidas por bolsas de papel reciclado), o la adaptación de los procesos logísticos internos a favor de entregas más eficientes».


  
© 2020 - MARKET VISION.

 

Breves Actualidad