La marca apoya la iniciativa contra el cambio climático, acorde con su política de sostenibilidad.

Encender linternas y apagar la luz de sus instalaciones es la acción que, entre 20:30 y 21:30 h, llevará a cabo el sábado 28 de marzo Miele, sumándose a la iniciativa de «La Hora del Planeta». Este año, el lema de la acción es «Apaga la luz, todo estará bien».

La marca alemana de electrodomésticos prémium explica que este año se ofrece además un mensaje de esperanza ante las difíciles circunstancias que estamos viviendo. «En momentos en que la salud se torna tan importante y prioritaria, también es necesario recordar que de la calidad de nuestros bosques, aire, suelos y alimentos depende nuestro bienestar. Por ello, sabiendo que sólo juntos podremos sobreponernos a las adversidades, Miele ha invitado a todos sus clientes a unirse a esta iniciativa encendiendo desde sus casas las linternas de sus móviles para formar una frase en morse».

Esta campaña de concienciación sobre el cuidado del medioambiente, lanzada por WWF en 2007, moviliza en cada edición a más de 35.000 compañías, 2.000 millones de personas y más de 7.000 ciudades y 178 países.

Este año, desde las 20:15 en la cuenta de Facebook de WWF España (@wwsespana) se transmitirá cómo se está viviendo la Hora del Planeta, así como contenidos entretenidos y cargados de sorpresas que se podrán disfrutar en familia.

El compromiso de Miele con esta iniciativa se enmarca en su apuesta por la sostenibilidad, uno de los tres pilares sobre los que se sustenta su filosofía y la tradición de la empresa.

«La compañía fabrica desde sus comienzos pensando en la sostenibilidad y garantizando la durabilidad de sus máquinas, e investiga constantemente en sus departamentos de I+D+i con el propósito de ser cada vez más eficientes. Desde el año 2000 sus ventas se han incrementado un 70% y, sin embargo, su consumo energético se ha reducido un 18,4% desde entonces».

Miele se adhiere a los requerimientos del GRI (Global Reporting Iniviative) para conseguir la mayor eficiencia energética en todos sus productos y reducir cada vez más las emisiones de CO2. En 2002 inició sus trabajos por reducir en más de un 15% el consumo energético de sus plantas de fabricación.

«Las lavadoras Miele son un reflejo de los esfuerzos de la compañía por garantizar la mejor utilización de los recursos materiales y la preservación de los mismos. Los aparatos pertenecientes a la gama de lavado son reciclables en un 95%. Además su modelo W1 Passion, destaca por poseer la máxima calificación energética del mercado: A+++ que disminuye en un 50% el consumo energético, superando así el valor límite de la clase de eficiencia energética A+++ . También utiliza un 51% menos de agua y, gracias a su programa de lavado SingleWash, puedes lavar cargas de tan solo 1 kg con un consumo de electricidad y agua adaptado».

Cada dos años, la empresa publica informes que resumen los logros de la compañía encaminados a que su actividad económica sea cada vez más climáticamente neutra. Y es que las actuaciones en pro de la sostenibilidad tienen que ser cuantificables. Miele ha obtenido el Premio Nacional de Sostenibilidad de Alemania, unos de los galardones más importantes de Europa en este ámbito.


  
© 2020 - MARKET VISION.

 

Breves Actualidad