¿Y si el Congreso del Móvil estaba en lo cierto (y los demás estábamos equivocados)?

Ahora que Italia (y Alemania) están cancelando eventos, quizá el MWC no pecó de exceso de prudencia.

La visión de MARKET VISION.


 

  • Hoy era el día en que arrancaba, según lo programado, el Congreso Mundial del Móvil en Barcelona. Visto lo que está sucediendo en Corea e Italia, imagen que hoy tenían que visitar el MWC. ¿Cómo se les pone el cuerpo?

 


Humberto Martínez - Director

 

Después de que el miércoles 12 de febrero se desconvocase el Congreso del Móvil (MWC), programado del 24 al 27 (debería haberse celebrado desde hoy, domingo, y hasta el jueves de esta semana, precedido por algunas conferencias de prensa singulares en el fin de semana), escribimos y publicamos de urgencia un artículo de valoración, de los que habitualmente situamos en la revista impresa MARKET VISION, cuyo próximo número saldrá a la calle en la segunda quincena de marzo.

El primero, titulado El «Mobile» debiera haberse celebrado... pero no es fácil gestionar el miedo, expresaba nuestra opinión de que, aun disminuido en el número de expositores y probablemente con menores expectativas de visitantes, habría sido conveniente llevar a cabo el evento. Aunque reconocíamos la importancia del miedo, no ya de las empresas sino de sus trabajadores, a participar en un gran encuentro mundial con fuerte asistencia de asiáticos. Y apuntábamos que, si el MWC hubiera pertenecido a Fira de Barcelona, probablemente se habría celebrado; pero es de la GSMA, una asociación de grandes empresas de telecomunicaciones con sus obligaciones y compromisos de responsabilidad corporativa, entre otros con sus propios empleados.

El segundo, publicado el pasado martes, 18 de febrero, bajo el título

Discreción y frivolidad, en la Semana Después de la cancelación del «Mobile», llamaba la atención sobre la conspiranoia que se ha querido fomentar incluso desde las administraciones, atribuyendo la suspensión del MWC a una guerra comercial contra China. Apoyaría esa tesis el hecho de que algunas empresas, como Sony, hayan participado en el ISE de Amsterdam.

Lo cierto es que Sony cancelaba poco después su participación en la Game Developers Conference de San Francisco, programada para el 16-20 de marzo, aduciendo la misma razón: el coronavirus; e igualmente lo ha hecho ya Facebook (oculus). ¿Es también porque les conviene, puesto que Sony ha criticado otros eventos como el E3, del que lleva dos años ausente? Quizá. ¡O quizá no!

Todavía este sábado, con motivo de la apertura de la última tienda de Huawei en España, instalada en la plaza Cataluña de Barcelona, corrían entre algunos periodistas comentarios sobre la «guerra comercial» como factor clave en la cancelación del MWC.

Bien, cuando redactamos el primer artículo mencionado, se contabilizaban unas 1.900 defunciones y unos 72.000 contagiados por el Covid-19, antes conocido como neumonía de Wuhan. Ayer por la noche, en China eran ya 2.445 los fallecidos, si bien los infectados no eran muchos más: 77.000, por lo que quizá podría estar conteniéndose la expansión de la enfermedad. Pero está saltando a otros países. Ayer por la noche, 8 fallecidos en Irán, 43 infectados. 85 afectados en Japón y Singapur, sin contar más de 600 en el crucero Diamond Princess. 5 fallecidos y 556 afectados en Corea del Sur. Y 3 fallecidos y 152 afectados en Italia. Las cifras crecen, además, sin parar. Esta madrugada, en Corea los fallecidos eran 7, y los afectados más de 700.

La difusión de la enfermedad es a veces misteriosa: se ignora quién y cómo la ha importado a los mencionados países. En algunos casos es un viaje muy indirecto: alguien que ha estado en contacto con alguien que ha venido de China, y cuyo intermediario no ha dado síntomas.

En Corea sabemos ya que se ha pospuesto dos meses un congreso químico del que tenemos conocimiento. Y en Italia, uno de los centros mundiales del negocio de la moda, ayer Giorgio Armani negaba la entrada a 900 invitados a dos de sus principales desfiles de la temporada en Milán, y los sustituía por una difusión en vivo del vídeo del desfile (a puerta cerrada) por redes sociales; y una feria de hilatura que debía celebrarse del 27 al 28 ha sido cancelada. Porque el Gobierno regional de Lombardía (Milán) ha suspendido todos los grandes actos de concentración humana.

Entonces ¿nos extraña la prudencia de quienes desconvocaron hace unos días el MWC de Barcelona?

El mayor problema de estos grandes eventos es, precisamente su éxito: cuanto más internacionales son, menos pueden garantizar que no vayan a intercambiarse, además de ideas, contratos, productos y servicios, los virus, más viajeros que nunca.

Es cierto que hemos entrado en una época de paranoias y miedos, sin duda espoleados por la globalización y por la expansión indiscriminada de nuevos medios online. Pero, visto lo que estamos viendo en Corea e Italia (Lombardía, Véneto, Emilia Romaña, Lazio), y a pesar de que sean todavía focos pequeños, no obstante uno se pregunta si, lamentablemente, los hiperprudentes organizadores del MWC no estaban en lo cierto, y nosotros éramos los desaprensivos, los incautos, los inconscientes.

¿Se imaginan Vds., en medio de estas noticias sobre Corea e Italia (por no hablar de China) la intranquilidad que tendríamos todos en Barcelona si hoy, a las nueve de la mañana, estuviera abriendo sus puertas el Congreso del Móvil? ¿Se sentirían ustedes seguros aun si llevasen una mascarilla y unos guantes quirúrgicos y no le dieran la mano a nadie ni tocasen los móviles expuestos ni los pasamanos de las alfombras rodantes?

Sí, es cierto que siguen celebrándose ferias estos días y no pasa nada. Sí, es cierto que la peor epidemia es la del miedo. Pero, imaginen, sí, que hoy fueran ustedes al MWC, en su jornada inaugural. ¿Cómo se les pone el cuerpo?

[Posdata, actualizado el 25-2-2020. Ayer, una cita internacional de primer orden fue cancelada o, mejor dicho, pospuesta, en Alemania. Se trata de la feria Light+Building, líder mundial en su especialidad: iluminación y servicios para edificios. Dos semanas antes de su convocatoria. Alemania tampoco ha declarado la emergencia sanitaria. La similitud del caso con el Congreso del Móvil es grande].


  
© 2020 - TEXTIL EXPRES.