Carrefour apuesta por los e-sports para acercarse a los jóvenes.

Su circuito es una de las principales competiciones entre las firmas no endémicas del sector.

La audiencia mundial de e-sports alcanzará 443,1 millones de usuarios en 2019 y 595,6 millones en 2022. Son datos de la consultora de e-sports Newzoo, que además estima que la economía mundial de e-sports crecerá hasta alcanzar 1.096 millones de dólares en 2019 y 1.790 millones en 2022.

Más allá de las propias cifras, los e-sports han ganado notoriedad en los últimos años. Han pasado de ser una disciplina sólo para jugadores a convertirse en verdaderos movimientos de masas, como puede verse en las competiciones internacionales de alto nivel. Además se han convertido en un vehículo excelente para las marcas no endémicas del sector (es decir, marcas no pertenecientes al sector de los e-sports) que quieren conectar con un determinado público. Este es el caso de Carrefour España.

En este panorama, Carrefour se ha consolidado este año como una marca cercana a los e-sports gracias a la 4ª edición de Carrefour eSports Tournament, que a lo largo de 2019 ha realizado seis paradas en cinco ciudades: Madrid, Barcelona, Sevilla, Coruña y Avilés (Asturias). En cada parada se celebraron un torneo de Fifa 19 y otro de Assetto Corsa, permitiendo a los más de 550 asistentes ponerse en la piel de un profesional de los e-sports. Esta 4ª edición también pasó por la Madrid Games Week, la mayor feria de videojuegos de España, donde organizó competiciones de Fifa 20 y Assetto Corsa abiertas para todos los asistentes y con premios en metálico.

Carrefour colabora con ESL, importante empresa mundial de e-sports, para llevar los e-sports a los aficionados de toda España. Esta apuesta ha ayudado a Carrefour a consolidarse como una marca asociada a un nuevo tipo de entretenimiento que cada vez goza de más adeptos, y le ha permitido acercarse a un grupo de consumidores a veces difícil de alcanzar por su relación con la publicidad tradicional.


  
© 2019 - MARKET VISION.