Auténtico «tres en uno», permite grabar entrevistas, conversaciones, y eventos de entorno.

Cuando la cámara digital se emplea para grabar vídeo, el sonido constituye siempre un desafío. Lo mejor es utilizar un micrófono externo. Sony presenta ahora su nuevo micrófono de pistola ECM-B10. Ofrece una direccionalidad muy precisa, y el procesado de señal digital de Sony ya presente en el ECM-B1M, en un tamaño compacto.

La marca afirma que se trata de «un micrófono tres en uno», gracias al procesado digital de la señal captada por sus cuatro cápsulas de micrófono de alto rendimiento. Utiliza la tecnología de conformación de haces. Esto permite a los usuarios personalizar cómo se graba el audio, aumentando la sensibilidad del micrófono desde diferentes direcciones. El micrófono ofrece tres tipos de direccionalidad en un único producto, permitiendo a los usuarios elegir fácilmente entre superdireccional, unidireccional y omnidireccional.

Cuando se usa la superdireccionalidad, el micrófono capta el sonido de un reducido campo en el frente y elimina el sonido procedente de otras direcciones. Perfecto para entrevistas, selfis y otras situaciones en que el el alcance de la captación del sonido está limitado a un ángulo muy reducido.

La sensibilidad unidireccional elimina el sonido por detrás del micrófono, mientas capta con gran amplitud el sonido frontal. Esta opción es ideal para grabar conversaciones entre varias personas.

Para una mayor flexibilidad, el usuario también puede elegir la sensibilidad omnidireccional, que capta el sonido por igual desde todas las direcciones y que es ideal para grabar los sonidos del entorno.

El ECM-B10 promete capturar un sonido nítido con una efectiva supresión del ruido. Usando el procesamiento digital de la señal dentro del propio micrófono, el ECM-B10 reduce el ruido de forma eficiente para captar un sonido más claro y lograr un flujo de trabajo de postproducción más eficiente, al requerir menos edición de audio.

El ECM-B10 se conecta con cámaras que estén equipadas con una zapata MI (interfaz múltiple), ya sean analógicas o, para obtener los mejores resultados, con cámaras con una interfaz de audio digital, para transmitir el sonido directamente como una señal digital que ofrezca una grabación de alta calidad sin degradación. Además, el diseño para la supresión de impactos y vibraciones del micrófono elimina con eficacia el ruido de las vibraciones de baja frecuencia, mientras su diseño sin cables evita el ruido generado por estos. También se suministra un paravientos que minimiza el ruido ambiental, haciendo más sencillo captar un audio nítido incluso cuando se dispara en el exterior.


© MARKET VISION

Panorama