Hasta 3.000 euros de subvención por vivienda, más ayudas adicionales. para su instalación.

Hace algún tiempo se estableció oficialmente que la aerotermia es una energía sostenible, avalando lo que la industria ya venía diciendo. Se comprende que, en esta época de lucha por la descarbonización, las instituciones estén aportando ayudas para fomentar su uso. El Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia del Gobierno contempla, entre otras cosas, subvenciones para instalar aerotermia. En una primera fase, 100 millones de euros, financiados por los fondos europeos «Next Generation». Pero la mayoría del sector no conoce bien importes ni mecanismos. Lo suyo es instalar, no entrar en tareas típicas de asesor de gestoría.

El máximo de una subvención es de 3.000 euros por vivienda. Además se prevén ayudas adicionales de hasta 1.830 euros para la instalación de radiadores específicos y aptos para baja temperatura y fancoils, así como una ayuda de hasta 385 euros para el desmantelamiento de instalaciones existentes.

Las ayudas para instalar aerotermia estarán vigentes hasta el 31 de diciembre de 2023. Son incompatibles con otras ayudas a fondo perdido, pero pueden combinarse con otros beneficios fiscales.

Los receptores de estas ayudas son los propietarios de la instalación donde vayan a montarse equipos de aerotermia aire-agua para climatización y/o ACS. Pero las ayudas debe solicitarlas el instalador, en un proceso que tiene cierta complejidad.

Ferroli informa que ha puesto en marcha un Servicio de Gestión de Subvenciones para instalar aerotermia, con el fin de que el instalador no pierda ni un minuto en estas gestiones y pueda centrarse en aprovechar al máximo las ayudas, dejando su tramitación en manos profesionales.

El instalador solo tendrá que darse de alta en el portal de ayudas de Ferroli (darse de alta aquí), y registrar sus instalaciones en el portal una vez que lo haya hecho.


© MARKET VISION

Panorama