La plancha de asar cocina con poco aceita, y la plancha de terracota mantiene la esencia.

«Cocinar sobre un material tan noble como la terracota es la mejor opción para los amantes de la cocina tradicional y el sabor natural, que van a poder mantener la esencia de las recetas de antaño y disfrutar de todo el sabor de los alimentos con una garantía de 3 años», dicen los responsables de la marca Jata de pequeño electrodoméstico.

La plancha de asar GR559 es la única con superficie de barro del mercado, muy resistente al desgaste y al paso del tiempo, y que destaca por atributos que marcan la diferencia:

Resistencia en forma de M que permite una distribución eficiente del calor -que alcanza los 190 grados-.

• Superficie confeccionada con barro procedente de Segovia de máxima calidad, cocido a alta temperatura.

Dura como una piedra, anti-rayado, y que evita que se agarre la comida

• Fabricado de forma artesanal en España.

Termostato regulable.

• Fácil limpieza.

Óptima para cocinar en mesa ya que, una vez desenchufada, la piedra mantiene el calor constante durante más de media hora.

La plancha de asar de Jata sirve para todo tipo de preparaciones: carnes, pescados, verduras. La marca presenta estos días su plancha de asar con la campaña de publicidad Planchívoros. Los herbívoros comen hierbas, los carnívoros comen carne, los planchívoros no comen planchas, pero sí que disfrutan de carne, pescado vegetales preparados a la plancha. El concepto representa a aquellas personas que no se ciñen solo a un grupo de alimentos, sino que disfrutan de los momentos alrededor de la mesa y que comen de todo, siempre que sea sano y esté rico.

Las planchas eléctricas de asar permiten preparar la comida con muy poco aceite, manteniendo todo su sabor y cualidades y obteniendo platos más equilibrados, menos calóricos y fáciles de digerir.


© MARKET VISION

Panorama