Llegan con gran autonomía (de hasta 25 horas), carga rápida y máxima portabilidad.

Sony añade hoy a su gama de altavoces portátiles inalámbricos tres nuevos modelos: XG300, XE300 y XE200. Vienen equipados, según la literatura de la marca, con un sonido expansivo de alta calidad, potente presión sonora y graves profundos y contundentes, todo ello unido a la facilidad de transporte.

«Necesitas un altavoz que pueda ofrecer un gran sonido allá donde vayas y gracias a los altavoces X-Balanced y a los radiadores pasivos duales de Sony en los tres nuevos modelos, con estos altavoces lo tendrás. Producen unos graves contundentes con menos distorsión, para lograr un sonido impresionante y de alta calidad, con una potente presión sonora que mantendrá el ritmo durante toda la noche», dicen en la marca.

El XG300 proporciona unos graves como los de una discoteca y un audio de alta frecuencia nítido gracias a los tweeters integrados y la función Mega Bass. Es posible cambiar de la experiencia-discoteca a un concierto, gracias a Live Sound, que recrea esa atmósfera.

Aquellos que quieran añadir a su fiesta algo de colorido, pueden activar la iluminación de ambiente.

Con los modelos XE300 y XE200 el sonido llegará hasta el último rincón de la fiesta, gracias a la exclusiva tecnología de Sony Line-Shape Diffuser.

Inspirado en los sistemas de audio utilizados en los conciertos profesionales, este exclusivo sistema distribuye el sonido uniformemente, llegando con más amplitud y más lejos.

Los tres altavoces se han diseñado pensando en la portabilidad. El modelo XG300 en particular incorpora un asa retráctil que hace más fácil que nunca llevarlo a cualquier sitio.

También los tres altavoces incorporan baterías de larga duración. Totalmente cargado, el XG300 ofrece 25 horas de reproducción, el XE300 24 horas, y el XE200 16 horas.

Los tres altavoces cuentan con carga rápida, que ofrece 70 minutos de reproducción con tan solo 10 minutos de carga.


© MARKET VISION

Panorama