La casa promueve sus refrigerantes Opteon XL A2L, sostenibles y poco inflamables.

En el sector de climatización y refrigeración, uno de los ejes de desarrollo más candentes es el de los materiales refrigerantes, en una constante lucha por reducir el efecto invernadero y lograr la máxima eficiencia. La firma química Chemours ha distribuido un documento en el que señala que «los refrigerantes con bajo potencial de calentamiento global (Global Warming Potential, GWP por sus siglas en inglés) tienen un impacto mucho menor en términos de efecto invernadero que sus contrapartidas del pasado; sin embargo, hay truco: algunos también implican importantes riesgos para la seguridad, como mayor inflamabilidad, toxicidad o mayor potencial de formación de concentraciones explosivas». Añade que muchos consumidores son conscientes del impacto negativo de los gases CFC y HFC, pero quizá no tengan en cuenta que las alternativas, que a menudo se venden por sus credenciales ecológicas, pueden cambiar un problema por otro.

La casa promueve sus refrigerantes Opteon XL de clase A2L con bajo GWP, que, según explica, «representan una solución más segura y son inherentemente más inertes que las alternativas de hidrocarburos de clase A3, al ofrecer una opción respetuosa con el medioambiente que aumenta la seguridad de instaladores de bombas de calor y propietarios por igual».

Afirma que, en comparación con las alternativas A3 comunes, refrigerantes A2L como Opteon XL20 y Opteon XL41 suelen tener una probabilidad cuatro veces menor de formar concentraciones inflamables, lo que permite habilitar de forma segura mayores tamaños para mayores intervalos de aplicación. Además, les cuesta casi 2.000 veces más encenderse y liberan 5 veces menos energía en caso de ignición, por lo que es más seguro usarlos con componentes eléctricos comunes y reducen drásticamente el impacto, en el improbable caso de un accidente.

Por otra parte, también ofrecen versatilidad en aplicaciones de sistemas de bomba de calor. «Gracias a su versatilidad y rendimiento termodinámico, los refrigerantes Opteon XL pueden contribuir a reducir tanto las emisiones como los costes del ciclo de vida, mejorando el desempeño del sistema. Esto se traduce en un mayor Coeficiente de Rendimiento de Temporada - Seasonal Coefficient of Performance (Seasonal Coefficient of Performance-SCOP por sus siglas en inglés), un intervalo de temperaturas de funcionamiento ambiental más amplio y temperaturas de flujo más altas para agua sanitaria, lo que permite un mejor desempeño general de las instalaciones de bombas de calor», aseguran desde Chemours.

© - MARKET VISION - 2021

Breves Actualidad