Monta dos sistemas fotovoltaicos de última generación en sus sedes en Italia.

Smeg reducirá el consumo eléctrico de producción externa, de las oficinas y plantas de producción de Guastalla y Bonferraro, instalando un sistema de autogeneración social que evitará la emisión de unas 41.000 toneladas de CO2 a la atmósfera durante los próximos 25 años.

La eficiencia está en el corazón de la sinergia entre Enel X (del grupo energético italiano Enel) y Smeg, dos empresas que hacen de la innovación ligada a la sostenibilidad un pilar de sus respectivas estrategias de negocio. La línea de negocio global del Grupo Enel, que ofrece servicios para acelerar la innovación y orientar la transición energética, instalará dos plantas fotovoltaicas de 1,9 MW en la sede de Smeg en Guastalla y 1,6 MW en la producción de Bonferraro, además de las plantas ya existentes. Estarán equipadas con tecnología de última generación que, gracias al uso de inversores de cadena y optimizadores de potencia, permitirá monitorizar el rendimiento de la producción hasta un único panel.

«Con las intervenciones en estos sitios de producción del grupo Smeg, permitimos que el socio acelere el camino para alcanzar los objetivos de sostenibilidad a través de una gestión inteligente del consumo», dice Augusto Raggi, responsable de Enel X Italia.

«La innovación tecnológica y el respeto por el medio ambiente son las actividades en las que Smeg se ha comprometido durante más de 70 años. La atención a las cuestiones ambientales nos lleva a perseguir un objetivo determinado: contribuir a hacer nuestro planeta más eco-sostenible, también promoviendo el desarrollo de energías renovables con proyectos avanzados que nos hagan autosuficientes energéticamente», ha dicho declaró Vittorio Bertazzoni, CEO de Smeg.

«Esta profunda convicción nos ha empujado con el tiempo a gestionar las políticas energéticas de forma cada vez más eficiente, hasta invertir en dos nuevos sistemas fotovoltaicos que generarán el 25% de la energía utilizada en las plantas de Guastalla y Bonferraro di Sorgà. De hecho, cada año produciremos 4GWh de energía gracias a las dos plantas dedicadas en estos sitios de producción, reduciendo la emisión a la atmósfera de 22 mil toneladas de CO2 para el sitio de Guastalla y 19 mil toneladas para el sitio de Bonferraro di Sorgà. A finales de 2022, a través de un proceso de suministro certificado, también podremos satisfacer las necesidades de energía residual de todas las plantas de nuestro grupo a través de la adquisición de electricidad verde certificada generada 100% a partir de fuentes renovables y gas metano de impacto cero en términos de emisiones de gases de efecto invernadero. Todo ello en plena consonancia con los valores que promueve Smeg: responsabilidad, sostenibilidad, biodiversidad y salud, siempre con la mirada puesta en el futuro».

Además de la construcción de los sistemas, formados por un total de 9.217 módulos solares fotovoltaicos JA equipados con optimizadores de potencia, Enel X también garantizará su mantenimiento durante 5 años. Además, con este acuerdo se han dado los primeros pasos para la evaluación de una nueva planta de cogeneración en el emplazamiento de Bonferraro, un paso más hacia la creación de un ecosistema de generación distribuida. La construcción del sistema fotovoltaico forma parte de un proyecto de transición global hacia la sostenibilidad por el que siempre ha apostado Smeg, dedicada a la producción responsable de electrodomésticos que combinan estética e innovación tecnológica. Este proyecto se concreta en un conjunto de políticas ambientales y acciones orientadas a la creación de valor colectivo acorde con la evolución del sector, como la participación en programas territoriales de reforestación, uso consciente de materias primas, e inversiones orientadas a maximizar el ahorro energético.

© - MARKET VISION - 2021

Breves Actualidad