Philips presenta una mascarilla ligera que purifica el aire que respiramos.

A ver, esto de una mascarilla convertida en pequeño electrodoméstico ya nos suena: la desarrolló el año pasado LG Electronics, y hace unos meses comenzó su comercialización. Pesa 126 gramos, se vende a 150 euros, y es un tanto espectacular o llamativa. La primera vez que informamos de ella dijimos que parecía una pieza del casco de los soldados del imperio en la Guerra de las Galaxias.

Ahora Philips llega con una mascarilla purificadora nueva (observen el calificativo: «purificadora», no higiénica) cuya apariencia es mucho más similar a la de la mascarilla de tela, y cuyo precio es de solo 89,99 euros (poco más de la mitad que la de LG) y pesa solo 60 gramos (menos de la mitad que la de LG).

La marca describe así a su mascarilla Philips Fresh Air Mask: «Esta mascarilla purificadora de aire combina comodidad, con un fuerte rendimiento de filtración y un diseño moderno, proporcionando protección contra los crecientes niveles de contaminación del aire en nuestras ciudades».

Está equipada con un filtro de cuatro capas, de alta protección y sin válvula, y cuenta un sistema de filtración bidireccional para que tanto el aire inhalado como el exhalado pasen por el filtro.

El módulo del ventilador ofrece un rendimiento de ventilación que proporciona aire fresco cada segundo, gracias a su diseño dinámico de fluido de aire, disminuyendo los niveles de humedad, temperatura y CO2 detrás de la mascarilla.

En su argumentación, esta mascarilla, que ya advierte que no es una mascarilla médica, se muestra claramente orientada (como ya hemos dicho) a protegernos de la polución del aire. O sea, nada que ver con la Covid-19, que es la que nos ha movido a todos a enmascararnos.

Luis Suárez, «PR Manager Personal Health» de Philips, dice que «el riesgo que supone para nuestra salud la contaminación atmosférica es muy real y empeora cada año. Cierto es que trabajamos con el objetivo a largo plazo de reducir la contaminación, pero debemos protegernos de su impacto adverso en el día a día. En Philips, nuestra mayor fortaleza es nuestro profundo conocimiento de las necesidades de las personas, para hacer su vida mejor. Los escuchamos y les ofrecemos las mejores innovaciones en términos de confort, tecnología y salud. Cada día somos más conscientes de la importancia de cuidar de nuestra salud y estamos dispuestos a invertir en productos que la mejoren y protejan. Por ello, hemos creado la mascarilla Philips Fresh Air Mask, diseñada específicamente para minimizar las molestias causadas por el uso prolongado de las mascarillas convencionales, y para que el usuario se sienta cómodo a la vez que seguro. Se trata de un producto de última generación que combina una respiración cómoda con la eficacia de la filtración y un aspecto elegante. Es una forma fácil y práctica de garantizar protección ante la contaminación».

La mascarilla Philips Fresh Air Mask cuenta con un sistema inteligente que permite al usuario seleccionar la potencia del ventilador para adecuarla a su preferencia. Así, el aire fresco circula continuamente por la mascarilla reduciendo significativamente la resistencia respiratoria y proporcionando un agradable aire fresco y purificado al usuario.

Su ventilador también está especialmente diseñado para evitar que el aire exhalado filtrado se extienda horizontalmente hacia fuera, lo que podría afectar a las personas que se encuentran cerca del usuario que lleva la mascarilla.

El sistema Air Power hace circular aire fresco y reduce la resistencia a la exhalación, ya que el aire exhalado se descarga al exterior a través del ventilador y el filtro. Hay 3 potencias, con las que la velocidad del ventilador se puede adaptar a la actividad del usuario y las correspondientes diferencias en la respiración, por lo que también es adecuado para su uso mientras se camina o se realiza ejercicio físico, como correr, entrenar en el gimnasio o montar en bicicleta.

Para garantizar una purificación eficaz del aire, el filtro debe sustituirse tras 40 horas de uso. En caso de un uso prolongado, se recomienda sustituir el filtro al menos cada dos semanas. Los recambios para la mascarilla se venden a 12,99 euros (IVA incluido), el pack de cinco filtros.

El aparato Dispone de un puerto de carga USB para el módulo del ventilador, que entrega hasta tres hora y media de uso continuado tras una carga completa.

 


  
© 2021 - MARKET VISION.

 

Breves Actualidad