La compañía elabora un plan con 4 recomendaciones para la transición hacia hogares más sostenibles.

«La sostenibilidad en los hogares es uno de los retos ambientales a los que nos enfrentamos actualmente, con el objetivo de reducir las emisiones de CO2 de los edificios residenciales aumentando el uso de sistemas de calefacción y refrigeración renovables hasta en un 40% para 2030», nos recuerdan en Daikin. «Esto se ajusta al objetivo marcado por Europa en la Ley Europea del Clima de abril de este mismo año. de reducir las emisiones de CO2 de un 40% a un 55% para 2030».

La mayoría de los edificios residenciales todavía disponen de sistemas de calefacción obsoletos, que a menudo emplean combustibles fósiles contaminantes como el carbón y el gasóleo. Los edificios existentes en Europa son responsables de, aproximadamente, el 36% de todas las emisiones de CO2 de la Unión Europea. Con el fin de reducir la contaminación, algunos países europeos han fijado el uso la calefacción renovable mediante bombas de calor como norma para edificios de nueva construcción, aunque el potencial que ofrecen requiere más visibilidad en el mercado de la sustitución.

Según David Díaz, jefe de Producto de Calefacción de Daikin: «es necesaria una estrategia clara y accesible para descarbonizar los sistemas de calefacción residenciales, y las tecnologías renovables desempeñan un papel crucial para lograr los nuevos objetivos, particularmente en el mercado de la sustitución. Daikin ha adoptado estos nuevos objetivos ambiciosos y cuenta con el compromiso para transformar la calefacción residencial».

Daikin, proveedor líder en soluciones integrales de climatización, ha elaborado en el marco del Día Mundial del Medio Ambiente un plan de 4 pasos para transformar la calefacción residencial y hacer de los hogares un lugar más ecológico. Estos pasos son los siguientes:

1) Reforzar las normas sobre uso energético en las nuevas construcciones residenciales. En la actualidad, Daikin estima que las bombas de calor ya cuentan con hasta el 50% de la cuota de mercado en las casas (unifamiliares) de nueva construcción en Europa. El refuerzo de las normas actuales debe, por lo tanto, entrar en vigor para que las bombas de calor sean la elección estándar.

2) Aumentar el índice de sustitución. Para lograr los objetivos de la Ley Europea del Clima, el índice de sustitución debe duplicarse del 1% al 2% para 2030. Aumentando el índice de sustitución, los sistemas obsoletos se sustituyen por sistemas más eficientes, lo que se traduce en una reducción de las emisiones naturalmente. Por lo tanto, el siguiente reto es motivar a los ciudadanos de la Unión Europea para que elijan soluciones renovables.

3) Eliminar los incentivos para combustibles fósiles. Los responsables políticos deberían evitar incentivar el uso de combustibles fósiles. Actualmente, los incentivos directos o indirectos benefician a las calderas de gasóleo o gas frente a las bombas de calor. Son más baratas y accesibles y este es el motivo por el que las tecnologías renovables deben estar en igualdad de condiciones. La diferencia entre el precio de la electricidad y el gas en muchos países miembros es muy grande como para hacer que una bomba de calor resulte accesible los ciudadanos de la Unión Europea.

4) Promover el uso de las calefacciones renovables en el mercado de la sustitución. Daikin considera que las bombas de calor son la mejor solución, entre otros motivos, por sus altas eficiencias, incluso con temperaturas exteriores más bajas. Por lo tanto, son adecuadas para cualquier tipo de casa o apartamento. Utilizar fuentes de energía renovable para calentar los hogares reduce el consumo de combustibles fósiles contaminantes y las emisiones de CO2.


  
© 2021 - MARKET VISION.

 

Breves Actualidad