El nuevo establecimiento de Gran Vía ofrece surtido e integra venta online y presencial.

Matteo Buzzi, CEO de Miró, y Elisabeth Contel, jefa de ecommerce y desarrollo.

Tal como habíamos anticipado, el pasado viernes, 25 de junio, Miró Electrodomésticos abrió nueva tienda en la calle Gran Vía, 1.135, de Barcelona, en la zona de Sant Martí de Provençals. Atenderá al consumidor de una calle con edificios de viviendas de doce o trece alturas, muy habitada, y que no dispone de mucha oferta comercial de electrodomésticos cerca, salvo que se desplace a los centros comerciales Glòries o Diagonal Mar.

Sin embargo, la cadena ya contaba con un establecimiento a tres manzanas de distancia, en la calle Guipúzcoa, cerca de la Rambla Prim, que sigue en activo. Pero esa es una tienda de 60 metros cuadrados, atendida por Mario, que lleva allí 25 años y es muy conocido en la zona como persona de confianza; actualmente opera casi puramente como «digital store», ya que su dimensión únicamente le permite exponer pequeño electrodoméstico y una representación básica de otros productos, de manera que casi toda la venta que realiza es «por pantalla», es decir, asesorada por el vendedor sobre el catálogo online.

El nuevo punto de venta Miró en la Gran Vía es casi tres veces mayor, unos 150 metros. El local perteneció a Tiendas Fran, de las que había dos tiendas relativamente próximas, la última de ellas dedicada al concepto de interiorismo, regentadas por padre e hijo. El padre se jubiló y dejó libre el local, que cuenta con un fondo de comercio de mueble que Miró Electrodomésticos quiere capitalizar. Lo primero que ves al entrar es una cama con su colchón. Hay otros dos en la tienda. Y por pantalla se puede comprar todo tipo de mobiliario, desde mesitas de noche y armarios hasta mueble de comedor.

Responsables de la tienda online, trabajando también en la tienda de Gran Vía.

El nuevo punto de venta es un combinado de tienda presencial y digital. Al gozar de más superficie, permite exponer una representación de suficiente variedad en todas las líneas: electrodomésticos para el hogar, aire acondicionado, informática, televisión. Pero también hace venta sobre pantalla.

Elisabeth Contel, responsable de e-commerce y directora de desarrollo, explica que una de las principales novedades de esta tienda, desde el punto de vista de gestión, es la primera descentralización que lleva a cabo Miró de su tienda online. El comercio electrónico se gestiona desde las oficinas centrales en Ronda de San Antonio, pero tres de las chicas que se ocupan de esa área se han desplazado a la nueva tienda de Gran Vía.

«Todas llevan quince años o más en la empresa, han estado en tienda atendiendo personalmente a los clientes, y ahora llevan un tiempo haciendo lo mismo online, pero queremos devolverles el contacto humano directo en tienda». De las tres, cada semana una de ellas atenderá en la zona presencial del establecimiento, auxiliando al vendedor permanente, con lo cual recuperará ese contacto.

«Creemos que es bueno que puedan comprobar qué pide el cliente en la tienda física, y eso interactuará a su vez con la tienda online, pero también a la inversa: si ven que hay un producto que tiene mucha demanda online, quizá es bueno ponerlo también en la tienda física», dice Matteo Buzzi, consejero delegado de Kabaena Directorship, la empresa titular de la cadena Miró Electrodomésticos.


  
© 2021 - MARKET VISION.

 


 

¿Tiene usted noticias del comercio de electrodomésticos que comunicarnos?

Envíenos un email. Clique aquí: INFO DE MARKET VISION

Breves Actualidad