Las instalaciones, que gestionan la venta online del grupo, acaban de ser reformadas.

Debido al elevado número de pedidos que generaba esa zona geográfica, Fersay creó en 1998 una delegación en Alicante, que fue su primer establecimiento fuera de Madrid. Allí se instaló en un local al lado de la nueva calle comercial Gran Vía.

Dieciocho años más tarde, en 2016 se trasladó a una nave en la entrada de la cuidad, en el polígono Las Atalayas, en el que se concentran los principales centros logísticos de la ciudad.

Ahora acaba de llevar a cabo unas importantes reformas, adecuando las oficinas, que pasan a contar con sala de formación, cocina y taquillas «para que los empleados puedan pasar más tiempo de calidad en sus puestos de trabajo».

Esta filial se encarga de procesar y manejar toda la venta on-line de la compañía, pudiendo ofrecer un servicio más personalizado hacia el cliente final. Por las características del año de la pandemia, la delegación ha visto aumentar su actividad de forma destacada, creciendo un 20,3% respecto a 2019.


  
© 2021 - MARKET VISION.

 

Breves Actualidad