La nueva tienda se encuentra en Granollers, localidad de Barcelona en la que aún no estaba la cadena.

Por las fechas en que estamos, con la calle peatonal engalanada con bombillas, y por la naturaleza de su fachada, la nueva tienda de Miró Electrodomésticos, a pesar de ser de típica construcción catalana, parece una casita de cuento navideño alemán. Como si en el eje central de Granollers hubieran montado un parque temático y el comercio de electrodomésticos formase parte del mismo.

Se trata del cuarto punto de venta que abre la cadena con el nuevo formato de «digital store», «una superficie que fusiona el concepto de tienda de proximidad urbana, donde Miró es una marca de reconocido prestigio en el mercado, con una muy amplia oferta de productos y servicio enfocada al entorno digital, donde el cliente puede contar con el asesoramiento de un profesional especializado».

La nueva tienda se emplaza en el número 13 de la calle Santa Anna de Granollers (Barcelona), un edificio histórico catalogado por el Ayuntamiento. Su instalación sigue a las tres recientes aperturas de este formato, que se iniciaron con la de General Mitre en Barcelona, inaugurada en julio, y las de l’Hospitalet y el barcelonés barrio de Gracia, abiertas en octubre y noviembre.

Para este formato, Miró está reformando tiendas anteriores y abriendo otras nuevas. Este es el caso del nuevo establecimiento de Granollers, ciudad de más de 60.000 habitantes en la que Miró todavía no estaba presente y que, según Elisabeth Contel, responsable de marketing «cuenta con un centro histórico con una elevada potencia comercial». La ciudad es la capital de la comarca del Vallès Oriental.


  
© 2020 - MARKET VISION.

 

Breves Actualidad