Ha colaborado con la Sociedad Americana de Diseñadores de Interiores en la elaboración de un estudio.

La «coronacrisis» ha afectado a todo el mundo, en mayor o menor medida. También a las empresas y los profesionales del diseño de interiores. Grupo Cosentino, multinacional española que produce y distribuye superficies innovadoras para el mundo de la arquitectura y el diseño (como Silestone y Dekton, que el sector electro conoce por su uso en cocina integrada), colabora con la Sociedad Americana de Diseñadores de Interiores (Asid) en un estudio que trata de analizar el futuro y los nuevos retos del interiorismo tras la irrupción de la Covid-19; y evalúa los cambios implementados en la industria, y la viabilidad de dichos cambios para determinar el futuro y las tendencias que deberá afrontar el sector.

IndentEl estudio, en el que también colaboran la firma Benjamin Moore y el grupo Emerald, se centra en cuatro áreas principales:

Indent—el impacto de la crisis,

Indent—la respuesta dada,

Indent—los cambios en el diseño,

Indent—las formas de desarrollar la salud, y de ejercitar la resiliencia (esa palabra de moda) en la profesión.

 

IndentImpacto.

IndentIndependientemente de la edad, el sexo, el estado, la ubicación, la empresa o la experiencia, todos los encuestados se han visto afectados por la Covid-19, y todos informaron algún nivel de impacto en al menos una de las cinco áreas analizadas:

Indent—vida en general,

Indent—país / ciudad,

Indent—empresa,

Indent—industria / negocio del diseño de interiores y

Indent—educación en diseño de interiores.

IndentAunque la preocupación general debida al impacto del coronavirus disminuyó un poco desde su pico (marzo-abril de 2020), la mayoría de la comunidad de diseño de interiores todavía expresa grandes preocupaciones (según lo medido en julio de 2020).

IndentEl impacto se percibe como una experiencia colectiva y compartida, y está interconectado con la vida personal y profesional. Las vidas de los encuestados son multifacéticas y están intrincadamente entrelazadas con la sociedad externa, y su bienestar social fue más bajo durante este tiempo de distanciamiento físico. El 73% informó haber experimentado agotamiento con cierta frecuencia, lo que tuvo un gran impacto en el bienestar personal.

 

IndentRespuesta.

IndentLa industria del diseño realizó los ajustes necesarios, concretamente aquellos enfocados en trabajar de forma remota, tecnología, infraestructura, recursos y soporte. Los participantes de los «focus group» del estudio informaron de diferentes grados de preparación, algunos experimentaron una transición sin problemas y otros enfrentaron un ajuste más prolongado.

IndentLos diseñadores también realizaron una transición a una relación de trabajo virtual con los clientes. Entre estas modificaciones para la «nueva normalidad» destaca el teletrabajo (69%) y un mayor soporte virtual a los clientes. Por ejemplo, las empresas medianas y grandes están más abiertas a las demostraciones de productos virtuales, y los autónomos y las grandes empresas ven más oportunidades en la consulta virtual.

 

IndentCambios en el Diseño.

IndentLos diseñadores de interiores coinciden en que se esperan cambios en el diseño de interiores debido a la Covid-19. El 45% de los encuestados afirmó que el problema de diseño más desafiante que debe resolverse para avanzar después de la Covid-19 son las políticas públicas.

IndentLos diseñadores esperan que se produzcan cambios importantes en sus procesos. La forma de selección de muebles, accesorios y equipos (48%) y la construcción/instalación (46%) son las fases principales que se espera que más cambien dada la necesidad de evitar el contacto físico. Pero también la cadena de suministro (61%) y la entrega/instalación (57%) pueden necesitar cambios importantes.

IndentMuchos ven el trabajo remoto como algo que ha venido para quedarse, por lo que añadir un espacio de oficina en casa (75%) domina el ranking de nuevas necesidades a tener en cuenta en los diseños. Le sigue contar con tecnología adicional en el hogar (68%), una «vida más limpia» (67%) y contar con opciones de vida al aire libre mejoradas (62%). Por ello, la calidad del aire y la distribución espacial son nuevas preocupaciones que necesitan mejoras posteriores a la Covid-19.

 

IndentApoyar la salud y ejercer la resiliencia.

IndentGenerar confianza en el diseño será más importante que nunca. Los diseñadores deben demostrar el impacto del diseño en la experiencia humana a través de resultados probados y promover el valor del diseño. «A medida que salimos del aislamiento y el bloqueo, y el diseño y la construcción comienzan a recuperarse, vemos que el diseño se vuelve aún más empático. El diseño amigable, atractivo, cálido y seguro será más importante que nunca, y nosotros, como diseñadores, necesitaremos transmitir todo eso con forma, material, programación, tecnología, todo lo que esté a nuestra disposición», dice Greg Keffer, de Rockwell Group, en el informe.

IndentCentrarse en la salud y el bienestar será la norma, con una mayor conciencia de los clientes. Los diseñadores se centran en las personas y su objetivo es crear soluciones que satisfagan sus necesidades, incluida la necesidad fisiológica más básica de salud y bienestar. Por lo tanto, deben continuar educándose a sí mismos y a sus clientes sobre cómo el diseño impacta en las nuevas formas de vida.


  
© 2020 - MARKET VISION.

 

Breves Actualidad