Cisco desvela que estas son las principales preocupaciones de quienes trabajan a distancia.

El crecimiento del teletrabajo ha incrementado los retos de ciberseguridad para las organizaciones, así como las preocupaciones sobre privacidad para trabajadores y consumidores. Así se desprende de los dos últimos informes de Cisco, que destacan la importancia de reforzar el acceso seguro a las aplicaciones y mejorar la protección de los datos.

 

El primer informe, «Future of secure remote work» (El futuro del trabajo remoto seguro), muestra cómo la mayoría de organizaciones del mundo estaban poco preparadas para este incremento. Estas son las principales conclusiones:

Seis de cada diez organizaciones han tenido a más de la mitad de la plantilla teletrabajando durante el confinamiento, y el 37% esperan mantener esta tendencia.

El 61% han sufrido un incremento de ciberataques superior al 25% desde el inicio de la pandemia, y casi todas (el 96%) han tenido que adaptar sus políticas de ciberseguridad.

—El 85% de las organizaciones consideran la ciberseguridad extremadamente importante o más importante que antes de la pandemia, y el 66% creen que aumentará la inversión en ciberseguridad.

—El acceso seguro es el principal reto para el trabajo remoto (62% de los consultados), seguido de la privacidad de datos (55%) y el control y reforzamiento de las políticas (50%).

—Una de cada dos organizaciones cree que la protección de los terminales (incluyendo portátiles de empresa y dispositivos personales) constituye el principal desafío.

 

El segundo informe, la «Consumer Privacy Survey» anual de Cisco (encuesta de privacidad a los consumidores), revela las preocupaciones de los trabajadores y consumidores por la privacidad de las herramientas de teletrabajo. A continuación, las principales conclusiones:

—Seis de cada diez consultados están preocupados por la privacidad de las herramientas de colaboración remota.

—El 53% quieren que se mantengan las leyes sobre privacidad, con poca o ninguna excepción para los datos relacionados con la pandemia.

—Aunque el 57% acceden a compartir datos de salud con la empresa para mantener un entorno de trabajo seguro, menos de la mitad admitirían ser monitorizados, y sólo el 37% permitirían que se desvelara información sobre personas infectadas.

—La mitad (48%) sienten que no pueden proteger eficazmente sus datos en la actualidad, y la razón principal es que no pueden averiguar lo que las empresas hacen con ellos.

—El 56% consideran que las Administraciones deben desempeñar el principal papel en la protección de los datos de los consumidores.


  
© 2020 - MARKET VISION.

 

Breves Actualidad